Por qué hay que tener claro que un político no es un yogurt. (Charla con Melissa Álvarez, consultora en imagen).

por Roland Robleda y Diana Chávez

Melissa ÁlvarezEl año 2012 se convirtió en un año emblemático para la comunicación política en México no sólo porque el proceso electoral generó una intensa lucha en el terreno de construcción de imagen, sino porque el resultado derivó en un cambio de partido en el poder.

¿Qué hizo posible ese cambio? ¿Cuáles son los escenarios a futuro? ¿Cuál es el México que queremos nosotros, estudiantes de la Universidad Iberoamericana y nuestros profesores que se desempeñan en el ámbito de la creación de imagen? ¿Cuál es la comunicación política que necesitamos? ¿Qué debemos hacer para lograr esas metas?

Tuvimos la oportunidad de conversar con Melissa Álvarez, consultora en Imagen Pública, egresada y profesora en la Universidad Iberoamericana. Melissa tiene una maestría en Imagen Pública del Colegio de Consultores en Imagen Pública. Cuenta con una vasta experiencia en el ámbito de la política, ya que ha tenido la ocasión de trabajar para casi todos los partidos políticos en México. En este tiempo que compartimos juntos nos platico sobre sus experiencias y opiniones acerca de la situación actual en México y la manera en la que se desarrolla la imagen pública de un político. Aquí les compartimos nuestra experiencia.

 

¿Qué es la imagen?

Muchos pensarían que la imagen tiene que ver con cuestiones de hojalatería y pintura. Es decir, córtate el pelo o píntate las uñas pero va más allá. La imagen tiene que ver con comunicación, percepción y estímulos. Lo que nosotros manejamos con nuestra voz y movimientos y vestimos está generando comunicación hacia los demás. Los demás nos perciben de cierta manera. Al final la imagen es percepción. Podemos generar percepción a través de nuestros 5 sentidos. Se puede estimular y generar comunicación estratégica a través de estos 5 sentidos. La imagen no sólo es visual, también se pueden generar imágenes auditivas, quinestésicas, olfativas, etc. Tiene que ver con la forma en cómo percibimos a través de nuestros sentidos y se va la información al cerbero y se generan ideas o conceptos.

Captura de pantalla 2012-12-02 a las 13.43.48

Cómo se crea la imagen de un político 

Hay algo muy importante en este rubro de imagen. Existen muchas personas que venden imagen sin ser consultor certificado. Es importante que recalque esto porque muchas veces llegan con los candidatos y les dicen “tienes que moverte de esta manera y decir esto”. Los manejan poniéndoles características como si fueran un producto de consumo, como si fuera un yogurt. A un yogurt le puedes cambiar el sabor y la textura para que le guste al público.

¿Cómo puedes hacer para que una persona le pueda gustar a la ciudadanía? 

De entrada, no puedes hacer algo prediseñado. Sí es un error común encontrar a supuestos consultores que les dicen ahora mueve la mano a la derecha y tienes que manejarte así.

La gente no es tonta y se da cuenta. Todos tenemos una inteligencia intuitiva y en unos cuantos segundos tenemos la capacidad de sacar muchísima información de estas personas. Vaya, tú sabes cuando alguien te está diciendo una mentira. Entonces, el primer punto importante para trabajar con cualquier persona a nivel de  imagen pública –sea político, empresario o artista— es hacer un análisis de su persona a fondo.

¿Cómo es su autopercepción o autoconepto? A partir de lo que tú creas de ti mismo es como vas a estar generando comunicación. Entramos mucho con el área psicológica en este aspecto. Una vez que tenemos el perfil y  que sabemos cómo toma decisiones, cuál es el temperamento, cómo se mueve, qué le gusta y qué no, cuáles son sus zonas de estrés, absolutamente todo, entonces empezamos a cruzar también los atributos de la persona, respetando toda su esencia, con los objetivos a cumplir y  con las necesidades de la audiencia. Puede ser un grupo objetivo o varios grupos objetivo. Tratamos de hacer un vínculo lo más honesto y humano posible para que  la comunicación se entendiera.

¿Cuánto tiempo se necesita para crear una imagen pública?

Es muy relativo. Tiene que ver mucho con la persona, con qué tan dispuesto esté para ajustarse y que tanta facilidad tenga para la comunicación o no. ¿Cuál es el plan de imagen a seguir? ¿Cuáles son los objetivos de la persona? No es lo mismo un recién egresado que quiera generar una buena impresión en una entrevista de trabajo que una persona que va para una presidencia y tiene que convencer a 115 millones de personas. Los objetivos son completamente distintos. Es muy relativo esto.

Ahora, en una imagen física yo puedo hacer un cambio en una hora o 2 horas para poder hacer un shooting y que la foto salga preciosa. La cuestión es sustentar después todo lo demás. El lenguaje verbal y corporal, protocolo y todo esta parte de autopercepción no se va cambiar de un día para otro. Ahí si depende mucho de las resistencias de la persona y muchas cuestiones.

¿A partir de cuando se le dio importancia a la imagen pública en México?

Es relativamente reciente y estamos orgullosos de que somos punta de lanza en este aspecto. La imagen como tal viene desde hace mucho tiempo. Los romanos utilizaban cuestiones de imagen… y (en distintas épocas) los reyes. La manera en que se vestían… y diferenciaban las clases… y comían. Esto tenía que ver con generar contextos, percepciones, reputaciones, etc.

La imagen pública como tal empieza en septiembre de 1960 cuando se hace el primer debate televisado en Estados Unidos entre Nixon y Kennedy de manera muy pensada. Nixon no se cuida mucho, pero Kennedy si traía muy estructurado desde como iba vestido, el lenguaje corporal, lo que iba a decir. Al ser el primer debate televisado casi todo mundo lo vio  y ganó Kennedy.

A partir de ahí se empiezan a dar cuenta que si influye el cómo te veas y manejes para que la gente crea o no en ti. Se empiezan a hacer varios estudios a nivel psicológico y se crea la Asociación Internacional de Consultores en Imagen. Se crea primero en los años setenta en Estados Unidos con teorías como “Color me Beautiful” y varias personas como Karla Math y varias representantes. Se pensaba principalmente en cuestiones de imagen física, el color que te queda, que tipo de cuerpo y cómo generar una armonía o estructura.

Estas materias, o lo que yo llamo la vieja imagen que tiene que ver con cómo pasar de un feo gusano a una bella mariposa, se van mezclando con otro tipo de materias como piscología, sociología, administración o mercadotecnia. Hoy tiene mucha fuerza y existe “El Colegio de consultores en imagen pública”. Yo soy egresada de ahí de la maestría y tomé clase con el Señor Gordoa. Se empieza a generar un perfil muy distinto de lo que es la imagen. Hay una profesionalización y un afán por reconocer a la imagen como una materia que se puede investigar, aplicar, que tiene una metodología y una funcionalidad. No solamente es una situación estética. En México llevamos aproximadamente 15 años.

¿Con Fox se pudo ver esto?

Fox quiso romper todos los esquemas y fue muy auténtico y respetuoso de su esencia. Pero para poder generar una buena estrategia en imagen se necesitan 3 puntos: respetar tu esencia, checar cuáles son tus objetivos a cumplir y revisar las necesidades de la audiencia. En el caso de Fox, respetó su esencia pero faltaron las necesidades de la audiencia y los objetivos a cumplir.

Iba haciendo desfiguros con esta cuestión irreverente en todos lados y sí hizo falta una cuestión en imagen. En el caso de Martita (Sahagún) que decían que estaba muy bien asesorada porque se vestía bien. Pero esto no sólo se trata de la imagen física; eso sólo es una parte.

En el caso de Margarita Zavala mucha gente comenta que le ayuden. La señora no quiere utilizar cuestiones de imagen física. Yo estuve trabajando en la campaña de Felipe Calderón hace 6 años y no había manera de que esta señora hiciera nada. Ella es así. Pero es una mujer muy cauta con buena reputación  e inteligente. Entonces va más allá de la parte de imagen física.

¿Entonces su inteligencia supera su vestimenta?

Totalmente.

¿A tu parecer por que ganó Peña Nieto? 

Por coherencia. La verdad es que sí considero que tenía un alto nivel de posicionamiento. Se hizo una estrategia muy buena de mercadotecnia antes de que él entrara como candidato a la presidencia. A nivel números tenía un 98% de conocimiento a nivel poblacional. Es decir, el 98% de los mexicanos lo conocían.  Independientemente de que fueran o no a votar por él. Quieras o no el camino ahí estaba relativamente ganado.

Hubo muchos aciertos. Es una persona disciplinada y sabe rodearse de asesores. Es una persona que escucha. Entonces fue una campaña de mantenimiento como le diríamos en cuestiones políticas. Si estás arriba lo único que tienes que hacer es mantenerte arriba. Si es cierto que cuando estás arriba todo mundo va a echarte –como cuando va subiendo el globito— de resorterazos, va a tratar que se desinfle.

Por supuesto que bajó y era normal que bajara en las encuestas. Finalmente, otros tendrían que subir en posicionamiento también a partir de sus esfuerzos. Pero no le llegaron a  romper todo el esquema.

No sé, si te soy sincera, si cualquiera de los candidatos trajo una propuesta política interesante. La verdad es que yo soy de la idea de que la imagen se tiene que trabajar en una cuestión humana, si desde la persona, pero también necesitas cuestiones de fondo para poder generar forma.

Tú no puedes decir: lo visto bien, lo peino bien y que hable padre y ya está. Considero que  (esta campaña electoral en) México no tuvo mucho fondo. No había propuestas políticas interesantes que arrasaran o convencieran. No las hubo. Cada uno de los candidatos se afianzó a lo que traían y cómo eran. Yo creo que Peña ganó más bien por eso, porque ya traía una campaña muy fuerte, y dentro de los estándares creo que era el que menos desconfianza generaba. Por supuesto como todo en política arranca pasiones y habrá quien esté de acuerdo o no. No estoy diciendo que era el que más confianza generaba sino el que menos desconfía llegó a generar.

¿Ganó Peña o perdieron josefina Vázquez Mota y Andrés Manuel López Obrador?

Según las encuestas, más allá de mi opinión personal, si consideraría que ganó Peña. Los números… si hubieran perdido los otros creo que no hubiera tanta representatividad en la Cámaras, sé que no quedó con mayoría pero quedó muy cerca de generar una mayoría en las cámaras. En porcentaje no le fue nada mal en cuestión en votos. Sería un punto interesante revisar qué sucedió con el abstencionismo y a quién le afectó. Yo sí considero que ganó Peña y no que perdieron los demás.

Ahora, ¿qué fue lo que pasó en el caso de los demás? Aquí se puede reforzar (el planteamiento) acerca de la parte psicológica. En el caso de Josefina se cometieron muchos errores en la campaña. Tengo la oportunidad de conocerla como a los otros candidatos. Josefina es una mujer muy inteligente, simpática y con mucho carisma. En corto convence perfecto. Llega a la precampaña con mucha fuerza pero al momento de llegar a la campaña pasaron varias cosas. La primera: no hubo una operación de cicatrización con el mismo partido, se fragmentó porque estaba Cordero y los del otro lado. No hubo quien hiciera una estructura de vamos todos con Josefina. Ese fue el primer punto.

El segundo punto, que va más con situaciones de comunicación: la primera campaña que saca Josefina al aire, con los spots de tele, sí fueron pensados muy a nivel femenino y con muchas características que podrían ser interesantes. Pero se les fueron dos cosas súper graves que hicieron que no pudiera repuntar: La primera es que contratan a Pedro Torres, siendo que Peña Nieto contrató a Pedro Torres para hacer sus spots. ¿Quién en su sano juicio contrata a quien le está manejando la competencia?

En el segundo lugar se manejó en los spots una cuestión semiótica muy ambigua. La población en general una de las cosas que pide a gritos es que le cambien la percepción acerca de la seguridad. En estos spots aparecía muy oscuro, ella sola, con una mirada casi en llanto. La gente no va analizar eso pero le va a generar miedo y prefieren no verlo. No evaluaron esto antes de salir. En cuanto sale se les desploma la pantalla. En este caso Josefina a nivel perfil es una mujer neurótica. Todos somos algo neuróticos. Pero ella necesita tener controlado su entorno para poder sacar lo mejor de ella misma. Durante toda la campaña, lo que sucede es que decían es que es la imagen y le cambiaban el pelo, la ropa y la foto. Si tiene que ver con eso, pero nadie se fijó que ella necesitaba terapia para bajar todo ese estrés, qué alguien le ayudara para generar estructura a su alrededor para que al estar en cámara o con la gente se proyectara desde otra perspectiva. El lenguaje corporal era totalmente contracturada y estaba muy rígida. La gente no confiaba en ella. Hasta su voz, finalmente todo la parte de las cuerdas vocales son músculos. Si tú estás con miedo y estresado, la voz sale espantosa. Así lo manejaba ella.

¿Qué paso con Andrés Manuel López Obrador?

Fue un gran error del Peje la parte de (haber tomado el Paseo de la) Reforma. La gente no se olvida de eso y al final según sus números y encuestas tenía que llegar con los empresarios a convencerlos. A algún consultor se le ocurrió disfrazarlo de empresario para ser vínculo con ellos. No estaban respetando la esencia de este señor. De repente lo vemos  (que pasa) de utilizar trajes beige de Suburbia a utilizar Hugo Boss o Ferragamo. En un despacho con una cosa perfecta por detrás y hablando muy estructurado y pidiendo disculpas. Pero él no es así. Él al final es aguerrido. Nadie le cree. Se tuvo que valer de otras estrategias por debajo y con otro tipo de situaciones para repuntar un poco más. Hay fanáticos que lo van a seguir y que es su voto duro.

Pero hoy por hoy esta parte de los votos duros va cambiando. La población cada vez piensa más el voto. Ya no votan por el partido. Votan por el candidato o ciertas situaciones. Yo siento que nuestros futuros candidatos van a tener que plantear cosas bien estructuradas y no llegar con cualquier situación y decir soy un fregón para que la gente les crea.

Qué bueno que exigimos más y esta parte de percepción siempre va a estar ahí. ¿Cuántos de nosotros conocemos personalmente a los candidatos? ¿Cuántos nos ponemos a leer la información necesaria? No es broma. ¿Saben cuál es el porcentaje de la población que se mete a checar dos medios al día para revisar información? Menos del 1% de la población. Entonces, al final las campañas se generan a través de percepción. Pero sí creo que tiene que ser de una manera honesta, que  lo que le digas a la gente sea verdad. La gente no es tonta. Habrá que apoyar líderes en esto y no a cualquiera.

¿Tú crees que perdió Josefina o Felipe Calderón?

Pues mira pasó algo muy raro, no hubo una fuerza o cohesión en el partido y a Josefina yo creo que si la dejaron sola y perdieron los dos. No supieron hacer equipo.

¿Cómo crees que ha manejado Enrique Peña Nieto las pugnas interiores del PRI?

La verdad es que he tenido la oportunidad de trabajar en varios estados con el PRI y son muy institucionales; la ropa sucia se lava en casa y las patadas se van a dar por debajo de la mesa. Al final, todos somos uno y todos nos apoyamos y si yo cedo por ti sé que tú vas a echarme la mano. Creo que lo han manejado muy bien.

Sé que se ha hablado mucho de Peña y toda esta parte del Twitter y de lo que dijo que la volvió a regar como lo de los libros. Pero es una persona que sabe manejar estrategias y sí considero que se esta rodeando de gente inteligente y siendo muy diplomático para con otros partidos, para ganar alianzas estratégicas interesantes.

¿Qué esperas que suceda en este cambio de gobierno? 

No la tiene nada fácil. Creo que hay varios puntos de coyuntura interesantes. Está la crisis a nivel internacional y no tenemos un panorama adecuado en Europa. Estados Unidos ahorita lo tenemos a él por allá haciendo arreglos

y creo que ahí ya estamos bastante bien. Hay buenos tratos hacia el Sur con varios países y demás.

Por la parte del narcotráfico y el crimen organizado va a ser un tema complicadísimo. Se está apostando por hacer una súper Secretaría y a quien le toque el paquete no la va a tener sencilla. Hay muchos otros temas como telecomunicaciones que van a ser difíciles. No trae mayoría en el Congreso y entonces necesita hacer mucho cabildeo y hermanarse mucho con todo mundo y tiene una oportunidad  de convencer a la gente en menos de 3 años para que le den mayoría y pueda hacer lo que tenga que hacer en muchos temas. No la tiene nada fácil. Si hay una gran parte de la población que no lo quiere o que no le cree o que no quiere creerle. Sí va a tener que trabajar con eso.

¿Le recomendarías a Peña Nieto que se mantenga con esta imagen de superficialidad? 

¿A qué te refieres?

Como lo del copete y su matrimonio.

Bueno esa es una percepción, la parte de su superficialidad. Me parece que lleva un buen matrimonio. Pero sí creo que también hay muchas características que pueden ser explotables. Definitivamente, Angélica Rivera es una persona que el pueblo quiere, que se sabe comunicar, que se acerca a la gente y sí está manejando una coyuntura interesante. De hecho no sé si tuvieron la oportunidad de revisar su campaña digital y manejaban televisión por internet. Todos los días iban grabando y la que se encargaba de grabar era Angélica y era la que le ponía un poquito más de chispa. Peña es muy disciplinado y estructural. Creo que su equipo supo jugar bien con esta parte. A nivel internacional también se ha comentado que Angélica es guapa y demás. Vamos a ver cómo lo va haciendo en situaciones que vengan.

¿No crees que ha sido muy atacada con lo videos y los chistes con sus fotos?

Pues siempre pasa, no puede uno estar a favor o en contra. En el momento en que tu estás en el ojo público va a haber gente que te quiere, que le dé igual o que no te quiere. Entonces, pues finalmente son estrategias de comunicación. Vimos muchísimo, como nunca en la vida, ahorita en Internet, en Facebook, en Twitter y más lo que llamamos campañas y propagandas negras. Vimos que había gente especializada diseñando todo el tiempo la foto, el comentario para poder jugar un poco con la opinión pública.

Entonces, van a estar los bandos que tienen una opinión pública adecuada de esta señora y va a estar el bando de los malos que digan que sus fotos están en todos los talleres mecánicos. A ustedes como comunicólogos yo si los invitaría a que fueran un poco más analíticos  en esta parte, que no se dejen llevar y vean cuál es el origen, de dónde viene, hacia dónde y a quién va indicado y a dónde nos quiere llevar esta parte (de las campañas negras). Es coherente o no.

¿Tú no crees que haría falta limpiar la imagen de Angélica Rivera?

No sé. Habría que verlo a nivel de la población; a nivel de la gente. Son unas cuestiones desde mi target, desde mi vida, desde mi contexto con la gente que me rodea y cómo lo están percibiendo. Pero si el grueso de la población que para bien o para mal vive una vida distinta a lo que nosotros tenemos, muchas veces nosotros no terminamos de entender.

Habría que checar si funciona o no funciona.  En algún punto para el Estado de México se jugó una cuestión antropológica-psicológica interesante. Se dieron cuenta que la mayoría de las votante eran mujeres solteras, mamás solteras muchas de ellas, con cierta edad, jóvenes. Mamás a lo mejor con un perfil de estudios bajo, con un perfil económico bajo y con días muy difíciles. ¿Qué esperas y qué sueñas? Que alguien te eche la mano. Si no hay ningún hombre en tu vida que te eche la mano entonces por qué no jugar con alguien guapo, formal, que te cumple los compromisos y te va echar la mano. Y sobre eso se estuvo jugando.

¿Ese era el punto fuerte de Peña Nieto?

Sí. En algún punto sí. Fíjense en su comunicación. ¿Por qué empezó a salir en revistas rosas? Vamos a pensar que las chavas o la mayoría de la población no va a leer el periódico, la revista “Proceso” o revistas especializadas. ¿Qué lee la gente? Si acaso “el libro vaquero”, “TV Notas”, “Furia Musical” o de repente una “Quién.”

Entonces, ¿qué tienes que hacer para que la gente te conozca y puedas meterlo (a Peña) en esos medios? Tienes que hablar del amor y de la historia de que enviudó. Tuvo novia y se casó con una chica que puede entrar con la alta sociedad y encaja con la parte más popular.

¿Lo que tú dices es que hay un grupo en donde no encaja pero sí tiene un grupo donde es bien querida?

No sé. Yo creo que puede encajar también bien en la parte de niveles socioeconómicos medio-alto,  trabajándolo bien. Digo, al fin y al cabo es güerita. Yo creo que estuvo pensadísimo.

¿De tus experiencias personales podrías platicarnos un éxito de imagen pública?

Mira les platico que estuve en la campaña con Calderón pero la mayoría de las veces manejamos cuestiones de confidencialidad. Esto tiene que ver con que en esta parte salen muchas psicológicas y también para poder hacer manejos de crisis en algún momento sabemos muchas cosas. Así que por respeto a ellos y esta parte ética de la empresa Icon no podría darles nombres. Lo que sí les puedo decir es que hemos trabajado en campañas de senadores, diputados, presidentes municipales, de gente que va para cabildos, en campañas presidenciales y damos cursos y capacitaciones en todo este ámbito. Hemos trabajado prácticamente con todos los partidos.

¿Con qué partido para ti es más fácil trabajar?

Más que con el partido es con la persona. Tiene que haber una buena disposición. Yo creo que es bien importante que mi equipo crea que esa persona es líder y personalmente yo tengo que pensar que es una persona que le puede hacer un bien a México. No vamos trabajar con alguien que nada más llegue intentado pisar a su conveniencia sin pensar que cualquier cuestión que haga o decisión que tome no solo afecta a su equipo de trabajo sino a México.

Es una cuestión muy idealista pero creo que sí puedo ayudar a que los líderes sean mejores personas, tengan mejor forma de comunicar, sean más humanos y tomen mejores decisiones. Si puedo hacer con eso que México mejore un poquito entonces para mí estamos del otro lado. A esas personas es a las que apoyamos.

¿Cómo se trabajan los fracasos?

La cuestión de imagen no es lo único. La imagen te puede ayudar a ganar o perder pero no solamente vamos a sustentar la imagen como tal.  La política es muy complicada. Se manejan muchísimas variables alrededor. Hay cosas que se ven o que no ves, gente dentro o fuera del partido. Existen muchas situaciones. Entonces, yo creo que cualquier camino sí va a tener tropezones o escalones y de todas esas cuestiones se aprende.

No puedes ser un buen comunicólogo, administrador, contador o imagólogo si no tienes tus errores y de repente te topas con pared. Cuando algún cliente no gana hay que hacer revisión de qué fue lo que pasó y, sí, tomar la responsabilidad.  Pensar que a lo mejor no dí todo o me hace falta capacitación o necesito un equipo más fuerte o no estoy viendo esta área como lo del área psicológica.

Aseguro que Icon Grupo es la única empresa en México que maneja este perfil más humano. Fue a partir de que veía que a los líderes por mucho que le cambiaras, al final es difícil lidiar con tus demonios enfrente de la población en un estrés en donde a lo mejor tu familia no te termina de entender y tu equipo de trabajo está  vuelto loco. Los demás te tiran y la prensa un día te trata bien y a los tres días fatal. A partir de muchos errores metimos esa parte para poder couchearlos. Tan es así, que llegamos a presidenciales con problemas de ese calibre.

¿Cómo ves el futuro de la imagen pública en México?

Yo creo que el manejo de imagen tiene muchísimo futuro. Yo empecé en esto hace 9 años y del mercado de ese momento a hoy ha crecido infinitamente. Antes le tenías que explicar a la gente la imagen y te decían si cortabas el pelo. Hoy por hoy ya se empieza a entender un poquito más.

Veo que las nuevas generaciones están ávidas de esto y lo vinculan con muchas materias, vaya, con la comunicación directamente. Cada vez es más la gente que se gradúa con esto. Creo que es un mercado que aún está por explotarse y desarrollarse. No es un mercado fácil porque también muchos colegas recién egresados piensan que todo va a ser elitista, fiesta, cocteles y estar con pura gente rica y famosa.

Para nada. Yo un día tengo que ir a un ejido a dar un curso para un banco en un lugar paupérrimo y regreso y veo gente en Santa Fe. No es un rubro fácil. Es bastante demandante, sobretodo en el ámbito político y en general la parte publica. Estás a disposición de las vidas y horarios de estas personas. Vas a trabajar cuando ellos puedan y en el momento en que sale el bomberazo porque la imagen pública ya salió medio afectada por el periodicazo, por la nota o porque aquel salió y dijo. Tienes que estar ahí y es muy desgastante. Pero sí le veo futuro.

La asociación internacional está creciendo cada vez más. Tengo colegas que son extraordinarios en el tema y es muy rico aprender de tus compañeros. Hace unos años no pasaba eso. Era difícil. Por lo que, ahora va bien.

¿Cómo mujer fue difícil adentrarte al mundo de la política?

Muchísimo. No te voy a negar que es más fácil que la imagen se venda por parte de una mujer que de un hombre porque finalmente en este rubro tiene que ver con una cuestión psicológica. Es un mundo prácticamente de señores. Entonces, es cierto que en esa parte puede ser más fácil porque no tienen ni idea de cómo vestirse y les ayudas.

Las chicas que están ahí les ha costado mucho trabajo salir adelante. Una que llegue como mujer y les digas yo te entiendo puede ser fácil. Ahí con un hombre puede ser más complicado. Hay muchísimas más mujeres, de 10 consultores 9 son mujeres. Pero no es un mundo fácil. Te topas con cosas difíciles pero lo que tienes que hacer es tener bien claro quién eres, cuáles son tus principios y límites. Sobre eso seleccionar tus cuentos.

Muchísimas gracias por todo

Gracias a ustedes.

Muchísimas gracias por todo.

Gracias a ustedes.

La entrevista se realizó el jueves 29 de Noviembre del 2012.

Entrevista youtube.

Una respuesta a “Por qué hay que tener claro que un político no es un yogurt. (Charla con Melissa Álvarez, consultora en imagen).

  1. Pingback: Reflexión de la entrevista de Melissa Álvarez « Espacio Crítico 9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s