Discapacidad y las aseguradoras.

Por Gethsemani Galicia

El pasado 21 de Noviembre la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) estableció que queda prohibido discriminar a las personas que padecen alguna discapacidad en la contratación de seguros. Esto lo hizo al rechazar un amparo promovido por la aseguradora INBURSA, estableciendo que violó los artículos 2, fracción IX, y 9 de la Ley General para la Inclusión de personas con Discapacidad. El comunicado de la Corte deja ver que esto representa un cambio fundamental en el enfoque hacia el tema. ¿Pero cuál es la dimensión exacta de este asunto? Veamos.

Lo que la Suprema Corte le exige a las aseguradoras es que modifiquen sus planes de seguros y que sean inclusivos de las personas con discapacidades, que se deje de vincular la palabra discapacidad con enfermedad y que se tenga igualdad en derechos y el acceso a los servicios. El comunicado oficial señala que:

“La resolución de la Primera Sala de la SCJN establece la obligación de las compañías aseguradoras de eliminar cualquier conducta discriminatoria por discapacidad en los servicios que ofrecen al público en general, y obliga a las instancias públicas competentes a vigilar y revisar que la legislación aplicable a las contrataciones de seguros se realice con una perspectiva de derechos humanos y no discriminación.”

Conapred celebra resolución de la Suprema Corte

Antecedentes

Esta no es la primera vez que la Suprema Corte recibía información sobre situaciones como esta. En el 2007 el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) acusó que el seguro de vida institucional contratado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) excluía a las personas con discapacidades. Lo que la CONAPRED solicitó de la SHCP y de la aseguradora era que modificaran la cláusula en todos sus contratos actuales y a futuro.

Por su parte INBURSA no se enfrenta por primera vez ante un revés al impugnar leyes sobre discapacidad. En el 2011 impugnó un artículo de la Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación del Distrito Federal que sanciona como conducta discriminatoria cualquier obstáculo para expedir seguros de vida o gastos médicos. En esa ocasión el amparo si fue aceptado e INBURSA caminó libre.

Es interesante saber que la SCJN ha fallado a favor de la aseguradora INBURSA en el pasado, por temas de menor importancia…¿existirá alguna clase de interés personal? Sea como sea, lo importante es que en esta ocasión se ha fallado en contra.

Actualidad

Es muy importante remarcar que en el comunicado oficial de la SCJN no presentaba a la Aseguradora INBURSA la que había impuesto el amparo para evitar que las personas con discapacidad gozaran de plenos derechos. El periódico REFORMA fue el que nos dio esta pieza de información.

Del artículo escrito por Víctor Fuentes Prohíbe Suprema Corte de Justicia discriminar a personas con discapacidad en la contratación de seguro retomamos lo siguiente:

“…la Primera Sala señaló que las compañías de seguros deberán cumplir con los siguientes lineamientos:

  1. Permitir el acceso a las personas con discapacidad en la contratación de los servicios de seguros.
  2. Dejar de equiparar a las discapacidades con las enfermedades en los términos de contratación.
  3. Crear políticas integrales atendiendo a los distintos aspectos relativos al desarrollo y bienestar de la persona.
  4. Diseñar planes de tal forma que incluyan a personas con y sin discapacidad. “

Reflexión

Pienso que es de suma importancia que las empresas de lucro definan correctamente la palabra discapacidad. Para poder hacer que algo sea justo es necesario que se tenga claridad; la discapacidad tiene años de haber dejado de ser considerada una enfermedad. Según la CONAPRED en su artículo La Discapacidad y Trabajo la define como:

“La discapacidad puede describirse como el efecto, determinado por el entorno, de una deficiencia que, al interactuar con otros factores en un contexto social específico, puede hacer que un individuo experi­mente una desventaja indebida en su vida personal, social o profesional. La expresión “determinado por el entorno” significa que diversos factores, como las medidas de prevención, correc­ción e indemnización y las soluciones tecnológicas y de adapta­ción, influyen en el efecto de la deficiencia”.

Partiendo de la definición de discapacidad podemos decir que cualquiera de nosotros se puede ver como un individuo en discapacidad dependiendo del ambiente en el que nos encontremos. La discapacidad no es una enfermedad entonces ¿Por qué estas empresas lo siguen considerando así? Fácil, dinero. El tener una persona con una expectativa de vida más corta y una facilidad de enfermarse normalmente significa una perdida económica por ende las aseguradoras no ven un ingreso económico. Es deplorable que las compañías se dejen liderar por el ingreso económico pero eso es solo uno de los muchos malestares que tiene nuestra cultura, lo importante que podemos hacer nosotros como individuos es educarnos como ciudadanos y como familia para que estos comportamientos no sean aceptados.

Una respuesta a “Discapacidad y las aseguradoras.

  1. Las personas con una discapacidad sí son diferentes, pero no inferiores. Muchas veces sí requieren de un trato y una educación especial para prepararlos para la vida adulta (la vida profesional). También sucede, y no hay que perder esta perspectiva, que hay pocas instituciones/escuelas/familias preocupadas y ocupadas de construir este puente entre la persona discapacitada y la vida profesional. Tampoco es cuestión de contratar a cualquier persona discapacitada que te encuentres, a veces eso no ayuda si no perjudica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s