Dos de Octubre

por Diana Chávez de la Sota

No entiendo porque se decidió acortar la mas terrible matanza de la historia en nuestro país solamente con una fecha… tiene nombre tiene denominación y en mi opinión tiene calificativo. La matanza mas cruel y despiadada, injustificada, y falta de argumentos hasta el día de hoy. Un movimiento contra otro movimiento, un derecho contra otro derecho. Quizá podríamos pensar en los cientos de argumentos o razones que podrían haber justificado tan atroz medida, pero hasta hoy cuarenta y cinco años después, seguimos llorando la mas absurda de las matanzas. Tal vez cuando se hace la declaración de no se olvida, lo que realmente queremos decir unánimes es ¿Alguien tiene ya una respuesta? Por que lo necesitamos, necesitamos una respuesta, necesitamos una justificación, quizá lo necesitamos para no llenaron de odio, una razón sobre la cual, hacer historia y no solo un drama que sale de los contextos de toda razón. Hoy en día sumamos cientos de muertes por el narcotráfico, y en las alarmas de nuestros corazones siguen sonando los jóvenes, los inocentes, los civiles; si tan solo pusiéramos a miles de ellos en una plaza muertos a manos de gente profesional y armada, podríamos entender lo que paso ese dos de octubre, porque así fue la escena, tan inusual, tan incongruente, tan absurda. El miedo de un gobierno consumido por sus incompetencias mancharon de sangre la plaza de las tres culturas, y mancharon con sangre el escudo nacional y el corazón de todos los mexicanos, sangre indeleble, que solo la verdad podría tal vez quitar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s