Los debates han puesto realmente en juego la Presidencia de EU

Por: Viviana Álvarez, Carla Barrios y Roland Robleda

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El jueves 11 de octubre tendrá lugar el debate entre los compañeros de fórmula de Obama y Romney en su búsqueda por la presidencia de EU. ¿Realmente está la Presidencia de EU en juego? Parece que sí. Habrá que ver.

En estas elecciones podemos observar a los dos aspirantes a la vicepresidencia como polos opuestos, no sólo por la gran diferencia de edad –los separan casi tres décadas– sino también por los gustos y aficiones tan opuestas. Paul Ryan gusta del ejercicio físico, de los vuelos fletados y de los Packers de Green Bay, mientras a Joe Biden le agrada viajar por tren, la política exterior y conversar mucho.

Sin embargo, en otros rasgos, el legislador republicano de 42 años y el vicepresidente demócrata de 69 son muy parecidos. Ambos nacieron en familias católicas de barrios de clase obrera, fueron jóvenes prometedores en sus respectivos partidos y consiguieron especializarse en las interioridades del poder político en Washington.

En torno a los debates, Biden es uno de los políticos más experimentados de Washington con un gran carrera a sus espalda, mientras que para Ryan será su primer debate, pero teniendo a su favor su carisma que ha logrado acaparar el cariño de la clase obrera.

Generalmente los debates vicepresidenciales no se enfrentan a mucho interés por parte de la opinión publica pero en esta ocasión es diferente, ya que hay mucho en juego en torno a las elecciones presidenciales.

En el debate presidencial Mitt Romney tuvo una sólida confrontación con el presidente Barack Obama ganando mucho terreno y como resultado logró, según las encuestas de opinión de la firma Gallup, que la contienda por la presidencia esté virtualmente empatada; perdiendo Obama ese 7% que lo separaba de su contrincante. Un resultado que los medios de comunicación se dieron a la tarea de recalcar ferozmente, observando la actuación de Obama como desastrosa.

Por su parte Obama al día siguiente declaró que “en la vida hay baches y la gente solo recuerda los éxitos, pero aceptó que hubo errores; a mi favor aun quedan dos debates más, y prometo no ser tan educado y ser mas agresivo.” “Las cosas siempre se ven bien en retrospectiva. Pero en la mitad (…) cometemos toda clase de errores. Metimos la pata. Yo metí la pata. Pero el pueblo estadounidense nos hizo salir adelante”, agregó Obama.

En medio de este debate surge un personaje querido y reconocido durante años, Abelardo de Plaza Sésamo ya que surgió en un spot generado por el equipo de Obama donde menciona que no está de acuerdo con retirar parte del subsidio que se le da a la televisora nacional. Inmediatamente en las redes sociales como twitter surgió el hashtag #SalvemosaBigBird. Por su parte Sesame Workshop menciono que es organización educativa, apartidista y sin fines de lucro” , dijo la vocera Sherrie Westin. “No hacemos declaraciones sobre las campañas, pero sí podemos decir felizmente que a todos les gusta Big Bird”.

Es aquí donde se logra visualizar la gran importancia de este debate, por parte de ambos lados. Por su parte Joe Biden se enfrenta al republicano Paul Ryan para tratar de recuperar el terreno ganado por Mitt Romney en el debate presidencial; mientras que Paul Ryan debe lograr recuperar la diferencia en las encuestas a favor de Obama, así como postularse como el candidato a la vicepresidencia favorito de la opinión pública.

A cuatro semanas de las elecciones, los aspirantes a la vicepresidencia de los Estados Unidos tienen una gran carga a sus espaldas. Las elecciones se determinaran en gran medida a partir de su papel en el debate, en que deben recalcar los puntos de oportunidad de su partido, su candidato a la presidencia, así como los de ellos y sacar a relucir los defectos y amenazas que tengan sus contrincantes. Y este debate, así como las acciones que tomen en estas elecciones, no solo marcaran el camino de estas cuatro semanas, sino que también serán decisivas para sus proyectos a futuro.

Por su parte, Joe Biden debe crear un camino adecuado para llegar con éxito a la posibilidad de postularse para presidente en las elecciones del 2016, mientras que Paul Ryan busca ser una de las promesas estrella del Partido Republicano.

Por otra parte la opinión publica se encuentra en una posición muy bien definida. Espera tener un debate candente, con un tono elevado en el que se logre mostrar superioridad de uno frente a otro, jugando al tradicional papel de perro de ataque, que suele caracterizar a los candidatos a vicepresidente. El resultado de este debate será un punto decisivo para las elecciones presidenciales que marcaran el rumbo de sus carreras políticas.

Por lo tanto podemos observar que este debate tiene una gran relevancia por tres razones muy claras: el resultado de la elecciones vicepresidenciales, el apoyo a los resultados de las elecciones presidenciales así como el camino a sus futuros proyectos.

Vinculación de la película Game Change.

La película tiene un contexto diferente a lo que se está viviendo actualmente en las elecciones a la presidencia en Estados Unidos. Antes del debate, se podía observar una preferencia por el lado demócrata: Sin embargo, en el primer debate presidencial se cambiaron las piezas del juego. Ahora, Barack Obama está a la par de su contrincante Mitt Romney. Esto en la película nunca fue así. El republicano John McCain siempre estuvo por debajo del candidato demócrata.

Sin embargo, hay elementos en común con la película. Sarah Palin fue elegida por ser una imagen nueva y para atraer el voto femenino. Una persona sin tanta experiencia pero con mucha vitalidad. Esto es muy similar con la situación actual del candidato Paul Ryan. La diferencia es que él si tiene los conocimientos necesarios para afrontar a su contrincante y a la prensa. Esto le da mucha más fuerza. Los republicanos aprendieron la lección. Por otro lado, se encuentra Joe Biden. Este demócrata tiene práctica, conocimiento y experiencia.

En la película se muestra que Sarah Palin gana el debate vicepresidencial. Sin embargo, toda la publicidad negra fue más fuerte que este triunfo, y con la ventaja que ya llevaba Obama fue imposible el triunfo. Ahora las dos partes están luchando cara a cara. Por un lado tenemos a alguien nuevo y con conocimiento. Por otro, está la voz de la experiencia. Por lo que, va a ser muy interesante como cada candidato usa sus armas para tener el triunfo. ¿Ganará la experiencia o una nueva propuesta? El que gane seguramente marcará el triunfo de cualquiera de los dos candidatos.

Una respuesta a “Los debates han puesto realmente en juego la Presidencia de EU

  1. Me gusto mucho artículo, el contenido elegido explicar de manera efectiva el panorama de los debates presidenciales el EUA. El tono empleado me pareció interesante y entretenido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s