El terremoto que cambió a México

Eran las 7:19 a.m del Jueves 19 de Septiembre de 1985, la ciudad de México comenzaba su rutina sin esperar que un terremoto de 8.1 grados en la escala Richter movería la realidad de sus ciudadanos. Fueron muchas las vidas que se perdieron en el terremoto no fueron cifradas por el gobierno, ellos hablaban de 3 692 personas fallecidas registradas en ese mísmo día  a causa del siniestro, aunque las personas que vivieron el sismo la ciudadanía presume que el número de fallecidos fue mucho mayor al establecido la realidad, algunos hablan de 10 mil fallecidos pero si es que hubieron más jamás se podrá saber con exactitud por que sus cuerpos no fueron cuantificados y solo nos quedamos con esta cifra 3 692, una cifra que no satisface a nadie más que a algunas personas en el alto poder.

Hablemos un poco sobre como la gente vivió el temblor, hablé con la señora Analu Bravo Sierra que vivió el temblor en la zona sur de la ciudad:

Esa mañana, como cualquier otra, en nuestro apartamento de Colorines #23, La Canadelaria, Coyoacán, realizábamos la rutina mañanera del desayuno y preparación de la salida, cuando empezamos a sentir movimientos extraños que impedían movernos cómodamente. Sin alarma alguna, sin conocimiento de la situación, ni mayores aspavientos, nos reunimos en el centro del apartamento, un pasillo que finalizaba con el baño de servicio y dos recámaras a los lados; confiados en la seguridad de los marcos de las puertas nos ubicamos debajo de ellas y esperamos…..minutos lentos e interminables, el paso sacudido, angustioso, solitario y lento de sacudidas en todas las direcciones. Una de las manos de mi esposo quedó atrapada entre el marco y la puerta del baño, el agua de la taza chapoteaba de lado a lado, el edificio de 5 pisos que contenía nuestro departamento en el tercero de ellos, tronaba y rechinaba.

Afortunadamente para la familia el temblor no fue muy fuerte y causo daños mínimos en su unidad habitacional de 5 pisos formada por 10 departamentos, el único derrumbe que tuvieron cercano fue el de un muro de contención que dividía un predio del otro. Por haber estado en la zona sur el movimiento no fue tan fuerte y por eso decidieron salir de la casa y continuar con su rutina diaria y fue entonces cuando notaron la gravedad del acontecimiento.

Tan normal como cualquier día, salimos en dirección a la calle de Pacífico, División del Norte y Avenida Universidad. Encendida la radio fuimos oyendo las noticias y reportes de la ciudad: edificios sentados en sí mismos, desorden en el tráfico y grandes pérdidas en todos los aspectos. Durante el trayecto fuimos encontrando muchos edificios y escuelas con grandes problemas estructurales, muchas calles se estaban cerrando ya a la circulación. El tráfico ya empezaba a complicarse, también resaltaba la gran cantidad de gente invadiendo las calles y las banquetas en estado de shock. Todo aquello empezó a sacarnos de golpe a una realidad impactante, a un conjunto de tragedias y dolor que no imaginábamos.

La familia de 3 intento recorrer División del Norte y así fue como pudieron ver los terribles daños que la Ciudad de México había recibido por este temblor pero también pudieron ver los esfuerzos de rescate improvisados por ciudadanos tratando de llegar a sus compañeros de trabajo o familiares.

Nosotros continuamos la travesía para llegar a Reforma, donde se percibía un olor mucho más penetrante, unido al de alcantarilla característico de la ciudad, completamente extraño y aterrador.

La tragedia, el dolor, la pérdida, las vidas aun palpitando debajo de los escombros, el rechinar de los mismos tratando de acomodarse, formaban parte de una gran herida, de una pérdida irreparable.

La familia de la Sra. Analu Bravo sobrevivió esta experiencia sin pasar por perdidas dolorosas, y lo mínimo que se vieron afectados fue lo que la mayoría de la gente en la ciudad vivió la falta de luz, de gas y de agua, y la dificultad de regresar a la naturalidad habiendo experimentado algo tan devastador.

Inmediatamente después del temblor, se fue la energía eléctrica, el gas, el agua, porque en el lugar donde vivía, funcionaba por bombas, permanecimos 15 días sin servicios, no te lo puedes imaginar, recuerdo el siguiente día en la noche cuando hubo una réplica, mire al cielo que se encontraba teñido de rojo y te juro que pensé que era el fin.

En las palabras de Analu el gobierno si apoyó a muchos damnificados y ellos tuvieron contacto cercano con las obras realizadas de Renovación Habitacional de las colonias del centro puesto que su esposo participó como Ingeniero Civil.

Jamás se olvidará la ciudad en penumbras, una barda de un panteón colapsada…. las cruces iluminadas, por las llamas de los incendios y ese terrible silencio.

Es claro que el gobierno fue deficiente en un momento crucial para la ciudadania, su ausencia y silencio dio mucho que hablar pero la gente no se detuvo para dar ayuda, movimientos civiles como los Guías Scouts, la Brigada de Rescate Topos Tlatelolco y gente de universidades como la UNAM que se unificaron para proteger viviendas de los saqueos.

Éste fue un temblor que marcó la historia de México, si había mexicanos que no contaban con un plan de contingencia para un sismo ahora si cuentan con uno, por ejemplo yo soy originaria de Ensenada, Baja California Norte mis papás son originarios del D.F. y emigraron a Ensenada años antes del temblor pero esto no evitó que nosotros contáramos con un plan familiar, en caso de un temblor nosotros tenemos que salir al patio, ya que termine este entrar a la casa a recoger las cosas de valor, ponerlas en bolsas de plástico con zipper y meterlas a una maleta, en esta meter prendas básicas de sobre vivencia y esperar el aviso municipal de alerta de tsunami, si es que si hay uno, la familia tiene que subirse al carro y nos retiramos lo más posible del mar nosotros vivimos a 3 cuadras de la playa en una casa de 1 piso por eso estamos muy vulnerables y necesitamos un plan de evacuación. El plan para cuando estamos en departamentos es dejar las rejas abiertas si hubo un temblor, dejar una maleta con cosas esenciales cerca de la puerta por si es necesario tomarlas y bajar rápidamente.

Otra consecuencia del temblor del 85 es que muchas personas tuvieron que emigrar del distrito federal a los diferentes estados de México, mi mamá me comenta de cómo se vio en el seguro una gran cantidad de enfermeras y doctores provenientes del distrito que habían perdido todo en el accidente y el IMSS les ofreció plazas en otros estados.

El terremoto no sólo afectó al Distrito Federal, nos afectó a nivel nacional y a las generaciones que no lo vivimos ahora vivimos en un país que tiene una política de Protección Civil que es revisada periódicamente por el Presidente y que asegura que contemos con protección gubernamental.

14 Respuestas a “El terremoto que cambió a México

  1. Es muy interesante el articulo, y de alguna forma nos deja que tenemos que estar preparados por si algun dia sucede esto en el lugar que vivimos.

  2. Muy buen artículo Gethsemaigalicia. Siento tu punto de vista como escritor, muy fuerte en cuando al apoyo a los que no lo tuvieron de parte del gobierno en aquellos años, sin embargo un color neutral en tus escritos en un futuro te salvará de muchos problemas, con el gobierno específicamente.
    No todos los jóvenes de nuestra edad sabe realmente lo que pasó en aquellos años, y creo fervientemente que hay muchas más historias ocultas que contar con respecto al temblor del 85; con esto por fin, nosotros podemos voltear a ver al pasado y sentirnos orgullosos de nuestros padres, que ellos fueron los que edificaron de nuevo la ciudad.
    Agradezco tu información. Felicidades.

  3. Excelente artículo, Gethsemani Galicia, me gustó el hecho de que te hayas apoyado en entrevistas y testimonios reales para complementar la nota y hacerla más humana y creíble.

    También calificaría como un acierto el que hayas hecho énfasis en una de las partes más delicadas y controvertidas sobre este acontecimiento: la falta de protección por parte del gobierno y el hecho de no tener una cultura de prevención. Ya ves que de hecho muchas reglas fueron modificadas respecto a la construcción de edificios (materiales, métodos, etc.)

    Obviamente yo no viví ese acontecimiento, pero aún así es un hecho que me conmociona porque mi mamá, mi tía y mis abuelos en ese entonces vivían en la Ciudad de México y me cuentan tuvieron horas de angustia porque no encontraban a mi tía y se preguntaban si estaba viva. De hecho mi mamá me dice que cuando empezó a temblar la maestra al no estar preparada para afrontar ese tipo de situaciones les dijo que se hincarán para rezar (mi mamá no le hizo caso y dice que rápido corrió al marco de la puerta) pero ahí se vuelve a dar eso de que no tenemos ni planes para afrontar este tipo de cosas!.

    Sobre la cifra, pues realmente no hay nada escrito, algunos dicen que fueron más, otros que fueron menos, pero de lo que no hay duda es que se trata de un acontecimiento que cambió la vida de muchas familias mexicanas y también la de su gobierno y la forma en la que nos prevenimos frente a los desastres naturales.

    Gracias por compartir este artículo y felicidades por tu trabajo.

    Pablo Parra

  4. Maria Candelaria Ramirez Quintanar

    En algunas ocasiones las personas que están encargadas, minimizan los daños y esto ocasiono que en ese momento no se solicitara la ayuda necesaria al exterior, cuando se decidieron a pedir ayuda fue un poco tarde .
    Me agrado el articulo muy interesante .

  5. Muchas felicidades Gethsemani, muy interesante y muy conmovedor articulo a pesar de que yo no lo vivi, es algo que definitivamente cambio nuestra manera de actuar ante un siniestro.. Tu abuelita también lo leyó y le gusto mucho!

  6. Ana Lucia Bravo Sieerra

    Muy buen artículo. Definitivamente me gusto.
    Todo evento trae consecuencias; de aquella terrible experiencia, hoy son muchos los cambios benéficos que se han implementado. Las nuevas reglamentaciones en las construcciones, la revisión permanente de inmuebles, los simulacros periódicos en todas las instituciones educativas, en fábricas, en oficinas gubernamentales y en muchos lugares de trabajo, están preparando a la ciudadanía para eventos como ése; sabemos que seguirán sucediendo, ya que nuestro hermoso País, se seguirá acomodando……..
    Por supuesto que el gobierno participó en la ayuda, pero se esperaba mucho mas.
    Muy buen manejo de los comentarios, tu preparación te permite realizar toda clase de artículos, procura preséntalos de ésta forma neutral, como lo has hecho.
    Buen trabajo. Felicidades

    • Muchísimas Gracias Analu, este artículo no existiría de no ser por que aportaste tu experiencia!! Muchas Gracias y creo que seguiré recolectando historias ya me dijeron muchas personas que les gustó y que quieren contarme sus historias, ya que las tenga te paso el link, enserio muchísimas gracias!!

  7. Reblogged this on gethsemanigalicia's Blog and commented:

    Esté es un artículo que escribí para mi clase de comunicación política, disfruten y comenten.

  8. Muchas graciaspor compartir el texto amiga. Pude sentirlo en todo momento. En lo personal mi familia quedó muy afectada del terremoto, sobre todo emocionalmente. Ahora se espantan mucho de cualquier temblor,dicen que de verdad fueron segundos en donde sintieron que la vida les colgaba de un hilo.

  9. Ya por fin tuve tiempo de leer tu artículo. Muchas felicidades Gethse porque realmente te ha qeudado muy bien. El tema es muy importante para mí y para mi família, pues por eso mis papás tuvieron que emigrar a España ya que fueron afectados directos que perdieron todo, tanto su trabajo, como su casa, pero por suerte, no nos causó ninguna víctima cercana. Ellos lo recuerdan con nostalgia cada año y saben que fue el principal motivo que les hizo cambiar sus vidas en unos minutos. Para todos los mexicanos, pero sobretodo, para mí y para mi família, el terremoto del 1985 siempre estará presente en todo momento.

  10. Excelente artículo! Nos recuerda la importancia de estar preparados en todo momento. En lo personal, viviendo en zona de sismos, puede que incluso veamos los simulacros como algo cotidiano y restemos importancia. Creo que es bueno recordar eventos como este que marcaron la vida de todos los habitantes del país.

  11. 🙂 muy bien pequeña, sigue asi!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s